La XIX Gran Gala Solidaria de Zarzuela de Año Nuevo, que semanas antes colgó el cartel de lleno, con más de 2.300 localidades, congregó en el escenario madrileño a 240 intérpretes

08 Enero 2019

Instante de una interpretación de la Orquesta Sinfónica de la UCAM

 

Los aplausos cerrados y vítores del público jalonaron una noche, víspera de la de Reyes, en la que el género lírico español resonó apoteósico gracias a grandes voces de nuestro país, que interpretaron, entre otras, piezas de Las bodas de Luis Alonso, El huésped del sevillano, Doña Francisquita o La alegría de la huerta. El broche final lo puso el tenor mexicano, acompañado de su grupo de mariachis, con un inesperado homenaje a su tierra.

La UCAM se implica un año más en la celebración de este evento, y su presidente, José Luis Mendoza, que asistió junto con otros miembros e invitados de la Universidad, algunos de ellos murcianos afincados en Madrid, destacó al acabar el acto que el éxito no solo había sido artístico y de público, sino también solidario. Los organizadores, la Fundación Sinfolírica y Radio Sol, destinarán los fondos obtenidos a los proyectos de lucha contra la pobreza en familias con vulneración social de Redes Sociedad Cooperativa.

El maestro Borja Quintas fue el encargado de dirigir la gala, en la que además de la Orquesta Sinfónica de la UCAM y los coros Kantorei, Canticum Novum, Enrique Granados y San Agustín, actuaron el tenor Javier Camarena, reconocido por sus actuaciones en los teatros más importantes del mundo como Metropolitan Opera de Nueva York, Liceo de Barcelona, Scala de Milán, Covent Garden de Londres o el Teatro Real, los también tenores Carlos Moreno, Enrique Ferrer, Antonio Vázquez e Israel Lozano; brillando asimismo con luz propia las sopranos Cristina Toledo y Ruth Iniesta, los barítonos Andrés del Pino y Quique Bustos, y el bajo Simón Orfila.