Pasar al contenido principal
Actualidad

La UCAM da cristiana sepultura a los cadáveres estudiados en su Facultad de Medicina

Instante de la oración de bendición del panteón de la UCAM oficiada por Luis Emilio Pascual, capellán mayor de la Universidad Católica, que estuvo acompañado por José Alberto Cánovas, vicerrector de Asuntos Religiosos, y miembros de la Universidad
Instante de la oración de bendición del panteón de la UCAM oficiada por Luis Emilio Pascual, capellán mayor de la Universidad Católica, que estuvo acompañado por José Alberto Cánovas, vicerrector de Asuntos Religiosos, y miembros de la Universidad

Mié, 28/04/2021 - 11:06

“Las cenizas de los cadáveres donados a la ciencia y que han sido estudiados por los alumnos del Grado en Medicina, por deseo expreso de nuestro presidente, José Luis Mendoza, se depositan identificadas en este panteón que la institución docente posee en el cementerio de la pedanía de Guadalupe, próxima al Campus”, ha explicado Andrés Martínez Almagro, catedrático y responsable de la Unidad Central de Anatomía de la UCAM, durante el acto de bendición del mismo, oficiado por Luis Emilio Pascual, capellán mayor de la Universidad. Se trata de un lugar destinado a la memoria y la oración por estas personas, por las que la Universidad Católica de Murcia también celebra una eucaristía cada año en el mes de noviembre

El Grado en Medicina realiza un protocolo de trabajo con los cadáveres que se ve reflejado nada más el alumno entra a la Sala de Disección, en donde se encuentra con un mural donde está la Virgen María con el cuerpo de Jesús en su regazo, acompañado por un texto que dice: Recuerda: los que ‘duermen’ aquí han dado su cuerpo para que tú defiendas la vida”, explica el profesor Martínez Almagro. Desde ese momento el trato de los cadáveres es excelente. 

Imagen del interior del panteón antes comenzar el acto de bendición

José Alberto Cánovas, vicerrector de Asuntos Religiosos de la UCAM, al acabar el acto de bendición del panteón ha destacado “es la forma de agradecer, con la intercesión de la Iglesia, el último don que estas personas han hecho de sí mismas; para que la vida continúe, han entregado sus propios cuerpos”, añadiendo que “es nuestro interés, siempre, que los alumnos descubran que hay mucho más que un cadáver; esos cuerpos resucitarán a semejanza de Cristo”. Respeto, cuidado, dignidad, memoria y oración son también elementos que configuran la educación integral que se proporciona en la Universidad Católica de Murcia.

Artículos de opinión