Pasar al contenido principal
ucam

“Queremos transmitir la importancia del trabajo y el esfuerzo en el periodismo”

Los periodistas Jesús Álvarez (TVE) y María José Sáez (Telecinco) presentan a los alumnos de Comunicación de la UCAM la película documental sobre la noche de la liberación de Emiliano Revilla, secuestrado por ETA

“Queremos transmitir la importancia del trabajo y el esfuerzo en el periodismo”

Vie, 06/11/2015 - 17:50

Cada uno vivió aquella noche de 1988 de forma diferente. María José Sáez era por entonces una becaria de la Agencia EFE que con sólo 23 años dio la primicia de la liberación de Emiliano Revilla, secuestrado por ETA durante 249 días. Jesús Álvarez era yerno del empresario y fue la primera persona a la que María José llamó para darle la buena noticia. Veintiocho años después, ambos se han reencontrado de la mano del cineasta Luis María Fernández, que ha realizado una película documental que verá la luz en 2016 con el título: ‘249. La noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla’. 

Ambos periodistas, Jesús Álvarez, presentador de Deportes en el Telediario de Televisión Española, y María José Sáez, en la redacción de Informativos Telecinco desde hace 25 años, han  ofrecido un avance de esta película a los alumnos de Comunicación de la UCAM: Periodismo, Comunicación Audiovisual, Publicidad y Relaciones Públicas. Tal y como comenta Jesús Álvarez, han tratado de transmitir a los alumnos “la historia de dos personas. Por un lado, mi suegro, que estuvo 249 días secuestrado y la de María José Sáez, que fue la persona que con su esfuerzo y con su trabajo diario haciendo guardia fue la primera persona que le vio en libertad llegando a su casa. Hoy queremos transmitir eso a los estudiantes de periodismo  y que el resto de personas conozcan este momento de la historia de España”.

María José Sáez vivió aquella noche desde la perspectiva de una joven periodista que ha ofrecido la gran noticia del año: “Una vez que Luis María Fernández quiso darle forma de película a la historia caí en la cuenta de lo vivo que tengo todo en la memoria. Recuerdo muchos detalles, mis miedos, que no tenía trabajo y que me agarré a una información que estaba siguiendo, sin contrato y sin remunerar. Si algo queremos hay que buscarlo y hay que trabajar para ello”.

Artículos de opinión