Pasar al contenido principal
ucam

Los olímpicos del UCAM Athleo Cieza y su entrenador, juntos por primera vez

Fernando Vázquez, Juanma Molina, Benjamín Sánchez, Miguel Ángel López y José Antonio Carrillo recordaron sus éxitos en una charla sobre la marcha atlética

Los olímpicos del UCAM Athleo Cieza y su entrenador, juntos por primera vez

Jue, 13/02/2014 - 13:58

El Ciclo de Conferencias ‘Valores, Deporte, Universidad’ acogió una jornada histórica para el atletismo de la Región de Murcia al reunir en una misma charla a los cuatro marchadores olímpicos del UCAM Athleo de Cieza junto a su entrenador. Fernando Vázquez (Atlanta’96), Juanma Molina (Atenas’04 y Pekín’08), Benjamín Sánchez (Pekín’08 y Londres’12) y Miguel Ángel López (Londres’12) junto al entrenador y mentor de todos ellos, José Antonio Carrillo, participaron en la charla ‘La marcha atlética española: el vivero de Cieza’. Fue una hora y media de coloquio entre buenos amigos y excelentes atletas, recordando grandes momentos, compartiendo experiencias y anécdotas y ofreciendo una visión clara de la importancia del trabajo y del sacrificio para llegar a competir en unos Juegos Olímpicos. La conferencia sirvió también de previa para el Campeonato de España de Marcha que se celebra el próximo domingo en Murcia.

 José Antonio Carrillo, presidente del UCAM Athleo de Cieza y técnico de la Real Federación Española de Atletismo, se alegró de compartir una charla con los cuatro olímpicos que han salido de su club, algo que no se había dado antes: “Me alegro mucho de estar aquí con los cuatro y agradezco que se haya organizado esta charla porque es la primera vez en la historia que nos juntamos los cinco para hablar de nuestras experiencias”. El técnico ciezano recordó la trayectoria de los cuatro marchadores apuntando una curiosa anécdota: “De los cuatro, tres de ellos acabaron siendo marchadores por casualidad. Tanto Fernando Vázquez, como Juanma Molina y Miguel Ángel López, estaban orientados a otras disciplinas pero entraron en alguna carrera para cubrir huecos y resulta que hicieron buenas marcas. Benjamín es el único que desde pequeño tenía claro que quería ser marchador”.

 Pero para llegar a lo más alto, a disputar unos Juegos Olímpicos, hace falta mucho más que un golpe de suerte o una vocación temprana. Los cuatro olímpicos del UCAM Athleo, comparten un camino de trabajo y mucho sacrificio para competir con los mejores. Fernando Vázquez fue el primero de todos y, como muchos le definen, la chispa que inició todo. Compitió en Atlanta’96 y recuerda de sus tiempos como competidor, el carácter con el que forjó su carrera deportiva: “Yo era muy ansioso y muy inquieto. En las competiciones me dejaba llevar siempre por las sensaciones, algo muy diferente a lo que hicieron después Juanma Molina o Miguel Ángel López. Yo era puro nervio fuera y dentro de la competición. En algunas ocasiones me vino bien aunque a veces me jugó malas pasadas”.

 El siguiente en la cronología fue Juanma Molina, participante en Atenas’04 y Pekín’08 y medallista en el campeonato de Europa de Múnich y en el Campeonato del Mundo de Helsinki. Molina es actualmente presidente de la Federación de Atletismo de la Región de Murcia y profesor de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad Católica de Murcia, gracias a una formación que pudo compaginar con sus entrenamientos y competiciones: “En mi caso particular tengo que dar las gracias a la UCAM ya que pude seguir entrenando y compitiendo en la Región y además seguí con mi formación académica”.

 En ese sentido, Benjamín Sánchez sigue sus pasos ya que también está compaginando sus competiciones con los estudios en la UCAM. Tras participar en Pekín’08 y Londres’12, Benjamín recordó la imagen histórica que ofreció al mundo del deporte en verano de 2012 al empeñarse en terminar la carrera de 50 kilómetros marcha a pesar de todos los problemas. Cuando la razón y la lógica decían que debía abandonar, Benjamín Sánchez terminó la prueba ante el asombro y el ánimo de todos los espectadores. Así lo recordaba el propio atleta: “Hubo un momento en el que paré de forma inconsciente cerca de donde estaba mi familia. Yo creía que me estaban dando ánimos, pero después, cuando acabé, me dijeron que en ese momento me estaban diciendo que abandonara. Sufrí mucho pero si tuviera que repetirlo, volvería a hacerlo. Terminaría otra vez”.

 Por último, Miguel Ángel López, diploma olímpico en Londres’12 y medallista en el Campeonato del Mundo de Moscú, comentó lo importante que era para las nuevas generaciones tener un referente dentro del club y dentro de la Región para crecer como atletas: “Yo soy el único que vengo de fuera, no soy de Cieza, soy de Llano de Brujas y para mí fue muy importante al llegar tener un referente como Juanma Molina. Para algunos chavales, su ídolo es Messi o Rafa Nadal, para mí era Juanma Molina y lo tenía ahí como ejemplo. Tenerlo tan cerca te ayuda a motivarte y a ir consiguiendo metas y en mi caso ha sido muy importante”.