Cinco de los premios entregados en la Gala del Deporte tuvieron el sello de la Universidad Católica de Murcia

17 Diciembre 2019

Pablo Rosique, director general de Deportes de la UCAM, con dos de los premiados de la Universidad: David Cal y Juan Francisco Abellán

 

La Gala del Deporte de la Región de Murcia 2019, organizada por la Dirección General de Deportes y la Asociación de la Prensa Deportiva, sirvió de homenaje para los más destacados del año y de reconocimiento para aquellos que han finalizado su trayectoria deportiva cosechando grandes éxitos. El Auditorio Víctor Villegas, como es tradicional, fue el escenario de este evento. Entre los premiados, cinco llevaban el sello de la Universidad Católica de Murcia.

Los dos mejores deportistas individuales del año son estudiantes de la UCAM. Laura Gil, estudiante del Grado en Psicología a distancia, que ganó el Eurobasket con la selección española de baloncesto y el atleta Mariano García, alumno del Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en el Campus de Cartagena, reconocido por sus grandes resultados nacionales e internacionales en la prueba de 800 metros.

David Cal, máximo medallista olímpico español de todos los tiempos y miembro del Servicio de Deportes de la UCAM, ganó el premio especial que se entrega a deportistas que, sin ser de la Región de Murcia, se han ganado el respeto y el cariño de esta tierra. El campeón gallego agradeció el galardón y destacó lo bien acogido que se siente y lo implicado que está en el proyecto de la Universidad Católica.

Otro gallego, Antonio Sánchez Pato, decano de la Facultad de Deporte de la UCAM, recogió el premio I+D+i que reconoce la labor de su departamento a la hora de liderar y participar en proyectos europeos de investigación. La Católica es la universidad que participa en más proyectos Erasmus + Sport de toda la Unión Europea. El quinto reconocimiento llegó en forma de mención especial para Juan Francisco Abellán, profesor del Grado en Medicina de la Universidad Católica, que fue el médico de la selección española de baloncesto con la que Laura Gil se proclamó campeona de Europa.