Pasar al contenido principal
ucam

La UCAM se pone las Google Glass

Las Google Glass se han convertido en el fenómeno tecnológico del momento por su carácter innovador en materia de hardware y por las infinitas posibilidades que parece posibilitar en cuanto al software. La UCAM, como institución pionera en España en materia de tecnología, se encuentra inmersa en multitud de proyectos. Te los contamos:

La UCAM se pone las Google Glass

Mar, 27/05/2014 - 18:44

“Mat Balez -product manager de Google Glass- me habló de cómo el equipo había estado trabajando en el hotword para las Glass. Debo confesar que en ese momento no sabía lo que hotword significaba, pero no le pregunté. Asentí con la cabeza mientras miraba al frente pensativamente. Antes de que me preguntase si tenía alguna idea para la hotword, rápidamente deduje que se refería a la frase que pone en marcha el menú Glass. Y en ese momento, la única frase que podía pensar era OK Glass”. Esta conversación se produjo entre Mat Balez y Amanda Rosenberg, directora de mercadeo de producto de Google Glass, en un coche mientras Mat llevaba a su compañera a casa. La historia la cuenta la propia Amanda en su muro de Google Plus.

Ese, ni más ni menos, fue el inicio de un comando de voz que ya ha dado la vuelta al mundo varias veces gracias, fundamentalmente, al dispositivo que hace funcionar: las ansiadas Google Glass.

Fue hace dos años, en abril de 2012, cuando Google anunció el Project Glass, una iniciativa que pretendía sacar a mercado un hardware absolutamente novedoso y rompedor: una suerte de gafas que permitieran al usuario tener, en un simple vistazo al frente, la información que necesitara.

“Creemos que la tecnología debe trabajar para usted cuando lo necesita y desaparecer de su camino cuando no lo hace. Un grupo de nosotros comenzó Project Glass para construir este tipo de tecnología, que le ayuda a explorar y compartir su mundo”, afirmaba el equipo de Project Glass en su cuenta de Google Plus. Toda una declaración de intenciones. El 19 de abril de ese mismo año se toma la primera foto desde unas Google Glass. En ella aparece un ingeniero de Google, Sebastian Thrun.

En 2013 nacen los explorers, aquellos que, ataviados con uno de estos dispositivos en la cabeza, colaboran con el proyecto utilizándolas en su vida diaria. Son meses frenéticos en los departamentos encargados de hacer funcionar el dispositivo, pues las solicitudes de cambios y de mejoras alcanzan cifras muy altas. A principios de junio de 2013, llega la primera actualización. Y el día 24 de ese mismo mes, la UCAM salta al césped para jugar el partido.

El doctor Pedro Guillén, fundador de la Clínica CEMTRO de Madrid y decano Honorario del Grado en Medicina de la Universidad Católica de Murcia, realizaba un trasplante de condrocitos a un paciente de 49 años usando las Google Glass para transmitirlo en directo a todo el mundo a través de Internet, además de posibilitar que otro médico, el doctor Homero Rivas, director de Cirugía Innovadora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, en EEUU, y experto en Telemedicina, participase en la operación desde allí. Esta experiencia dejó un gran sabor de boca en la UCAM, por lo que la maquinaria echó a rodar. Había que proporcionar a sus estudiantes e investigadores todo el conocimiento que, hasta el momento, se hubiera desarrollado con las Google Glass.

De tal modo, antes de que el dispositivo saltase al mercado, la Universidad Católica San Antonio de Murcia celebró el primer curso en todo el mundo destinado a desarrolladores de aplicaciones para este dispositivo en el que participó una veintena de alumnos. Y ya se está preparando la segunda edición.

Esta fue una de las primeras tomas de contacto con las Google Glass, y fue el germen de una expansión que, hasta el momento, ha afectado a casi todos los departamentos de la UCAM.

El ejemplo más mediático hasta la fecha es el proyecto que la Universidad, a través del Instituto Tecnológico de Murcia (ITM), está llevando a cabo junto a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y a Mediapro, que tiene por objetivo dar la oportunidad a los entrenadores y a los técnicos de los equipos de fútbol, de tener acceso a multitud de estadísticas en tiempo real, tales como disparos a puerta, tarjetas, posesión total y parcial, el número de pases desglosado en cortos y largos, además de la precisión que estos han tenido, etc. Así, los profesionales pueden interpretarlas para que les sea más sencillo tomar decisiones sobre la marcha. El segundo entrenador del Atlético de Madrid, Germán Burgos, fue la primera persona encargada de probar, durante la celebración de un  Getafe-Atlético de Madrid, la aplicación desarrollada por el ITM para las Google Glass. Posteriormente, en un Real Madrid-Valencia, el banquillo del equipo visitante pudo utilizarlas. Está previsto, incluso, que se pueda contar más adelante con estadísticas personalizadas de cada uno de los jugadores para que los técnicos puedan evaluar su rendimiento con mayor precisión. Este proyecto ha inspirado, además, a federaciones de otros deportes para utilizar la aplicación en sus partidos, incluido el UCAM Murcia Club Baloncesto de la ACB, que ya lo ha utilizado en la presente temporada. 

Pero esta iniciativa no es la única que la UCAM se encuentra desarrollando  para las Google Glass. Son varias las disciplinas que actualmente acogen proyectos relacionados con este innovador dispositivo. Es el caso del Grado en Medicina, en cuyas instalaciones se está trabajando en una aplicación que pueda ayudar a pacientes crónicos, además de en la investigación de las posibilidades a nivel de software y de hardware que permiten las Google Glass para adaptarlas a enfermos con patologías oculares.

Algunas de estas iniciativas están estrechamente relacionadas con el Grado en Informática de la Universidad, que también cuenta con un plan de actuación en diferentes proyectos. En materia de salud, están desarrollando una aplicación que permitiría grabar en vídeo operaciones quirúrgicas  para generar un vídeo indexado que permita a los estudiantes moverse a través del archivo con tan sólo usar diferentes comandos de voz utilizados durante la operación en el quirófano, tales como “bisturí”, “sutura”, etc.

Con bomberos

Además, también se está trabajando en varias iniciativas destinadas al uso de los diferentes cuerpos de bomberos. Por un lado, existe la posibilidad de elaborar un protocolo de actuación en salvamento de heridos por accidente de tráfico que permitiría a estos profesionales acceder a información de manera rápida a través de las Google Glass; y por otro, aportar datos sobre rutas y objetivos en las pruebas prácticas que los bomberos realizan en sus respectivos parques.

Como puede observarse, las posibilidades que las Google Glass permiten son casi infinitas. Aunque el dispositivo ha suscitado ciertas críticas por su escasa batería y unas prestaciones, de momento, muy moderadas, parece que el campo de mejora que tiene ante sí es tan grande que podría superar, si es que eso es posible, las expectativas creadas en todo el mundo.

Ah, por cierto, ¿quieres saber cuáles eran los otros comandos de voz que el equipo de Project Glass barajaba?

Listen up Glass Hear me now Let me use Glass to Go Go Glass Clap on Device, please 3, 2, 1... Glassicus Glass alive Pew pew pew

Artículos de opinión