Pasar al contenido principal

Rusia no podrá izar su bandera

Pedro Manonelles
Pedro Manonelles
La sanción aplicada a Rusia es la más dura de la historia del deporte
La sanción aplicada a Rusia es la más dura de la historia del deporte

Jue, 12/12/2019 - 17:35

La bandera simboliza la esencia de un país y la sanción que Rusia ha recibido por las gravísimas actuaciones de sus autoridades anti-dopaje impedirá que los deportistas rusos compitan en los próximos cuatro años, lo que incluye los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín 2022 y el Mundial de fútbol de Qatar 2022.

Después de atender las recomendaciones del Comité de Revisión, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha tomado esta decisión en un pormenorizado informe final que detalla con minuciosidad las transgresiones que se han producido en la Agencia Antidopaje Rusa.

En septiembre de 2018, se levantaron las sanciones a la Agencia Antidopaje de Rusia con la condición de que ésta y el Ministerio de Deportes de Rusia proporcionaran a la AMA los datos analíticos auténticos y las muestras de orina almacenadas en el laboratorio de Moscú.

La intención era dar a Rusia la oportunidad de demostrar su compromiso con la lucha contra el dopaje, abordar la denuncia de una conspiración sistemática de dopaje en el deporte ruso, permitir que los deportistas tramposos fueran castigados y que se despejaran las sospechas sobre los deportistas inocentes.

Es muy importante recordar que este escándalo surgió por primera vez en diciembre de 2014 y su investigación recogida en el informe McLaren provocó la primera sanción a Rusia con la imposibilidad de competir en los JJ de Río y el cierre del laboratorio de control de dopaje de Moscú, entre otras sanciones.

¿Para qué ha servido esta oportunidad? Lamentablemente, según el informe que ha provocado la sanción, Rusia, en lugar de limpiar su sistema de control de dopaje, ha violado el sistema informático de manejo de los datos de dopaje falsificando o borrando los datos de controles de dopaje que afectan a cientos de deportistas rusos. Las autoridades de dopaje rusas han mentido de nuevo a pesar de advertirles que estaban bajo investigación.

Esta sanción supone la prohibición de participación de directivos y deportistas rusos en organismos oficiales y en competiciones importantes. Rusia tampoco podrá organizar competiciones internacionales y se retirarán las que estuvieran previstas y no se podrá izar la bandera de Rusia en ningún evento importante. Todo ello durante cuatro años.

Únicamente se permitirá competir a deportistas rusos si pueden demostrar que no están implicados de ninguna manera en ninguna forma de dopaje y bajo bandera neutral.

El Código Mundial Antidopaje pretende proteger lo intrínsecamente valioso del deporte que es el denominado “espíritu deportivo”, esencia del juego limpio, y tiene como propósito preservar el derecho fundamental del deportista a participar en deporte libre de dopaje.

Esta es la sanción más dura aplicada en el mundo del deporte y era imprescindible si se quería preservar el principio de ética, honestidad y de limpieza del dopaje, así como la credibilidad del sistema de control de dopaje.

Cumplir con estos principios es lo que da derecho a levantar la bandera. 

 

Dr. Pedro Manonelles

Cátedra Internacional de Medicina del Deporte de la UCAM

Presidente de la Sociedad Española de Medicina del Deporte

Artículos de opinión

¿Deseas que nos pongamos en contacto contigo a través de videoconferencia?



¿Deseas que nos pongamos en contacto contigo a través de videoconferencia?