29 Septiembre 2016

Edificio del Grado en Medicina de la UCAM

 

La Junta de Gobierno de la Facultad de Medicina de la UCAM quiere manifestar su total rechazo a las manifestaciones realizadas ayer miércoles por el rector de la UMU, José Orihuela, en el transcurso del Acto de Apertura del curso académico, al suponer una intromisión grave en asuntos relacionados con la Universidad Católica, que en nada tienen que ver con la UMU.

Una vez más se pone de manifiesto su ideología radical y sectaria, con sus continuos ataques a la Universidad Católica, que le descalifican como máximo responsable de la universidad pública de Murcia y que incitan gravemente al odio y al enfrentamiento entre ambas universidades. Por el contrario, debería aprovechar sus comparecencias para explicar, entre otras cosas, por qué está dilapidando con su gestión nuestros recursos públicos, los de todos los contribuyentes murcianos, incluidos los de los 2.300 trabajadores de esta universidad y de los padres de sus alumnos, que contribuyen con sus impuestos al sostenimiento de la universidad pública de Murcia y de todos los hospitales públicos de la Región, incluidos los de Murcia capital.

Le recordamos al señor Orihuela que estamos en un estado democrático y de derecho, en el que existe la libertad de enseñanza y la libertad de los padres y alumnos para elegir en qué universidad quieren estudiar; por lo tanto, tienen todo el derecho del mundo nuestros más de 17.000 estudiantes a elegir la UCAM para realizar sus estudios universitarios.

Pedimos de nuevo al Gobierno regional, en el cumplimiento de sus obligaciones, que ataje de una vez estas graves declaraciones, impropias de un rector, que dañan la convivencia y la imagen del sistema universitario murciano y que consideramos antidemocráticas y repudiables, pues vulneran los derechos de los estudiantes que quieren formase en la UCAM.