12 Noviembre 2010
 

La Universidad Católica de Murcia invistió ayer a José María Aznar como Doctor Honoris Causa por la Universidad durante el Acto de Apertura del Curso Académico 2010-2011.

“La cuestión hoy no es si ETA está derrotada, sino impedir que ETA escape a su derrota”. Así de rotundo se mostró el Ex Presidente del Gobierno, José María Aznar, durante su investidura como Doctor Honoris Causa por la UCAM. El presidente de la Fundación FAES, afirmó en su discurso titulado `Discurso sobre la nación española´ que “la pérdida del concepto de Nación es mucho más que un problema. Constituye una amenaza de retroceso”. El estadista lamentó que se dude de la existencia de la nación que logró reunirse en la transición y ha insistido en que la derrota de ETA debe ser la culminación de nuestro pacto constitucional.
José María Aznar se manifestó “tranquilamente orgulloso de ser español” y explicó que “al contemplar la vida política en España es fácil que nos invada una honda preocupación, ante la falta de anclajes culturales, intelectuales y morales. Preocupación por el hecho de que esa falta de anclajes no sea percibida como un problema grave y porque los efectos de todo ello sean tan claros y sin embargo siga pareciendo tan difícil que se produzca una rectificación”. El nuevo doctor, afirmó que “si al menos fuéramos capaces de poner remedio a la confusión que se ha introducido en la sociedad española acerca de su nación, estaríamos prestando un gran servicio a nuestro país”.
El Catedrático de Ética, Política y Humanidades de la UCAM, se pronunció también sobre la lacra del terrorismo y advirtió que nadie debe facilitar por acción o por omisión ninguna vía para que ETA y sus cómplices políticos, escapen a su derrota. “No hay precio alguno que pagar a los terroristas. Son los terroristas y sus cómplices los que tienen una deuda que pagar a la nación” aseveró.
Cabe destacar las palabras del presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, que destacó la labor de la Universidad Católica “en la que trabajamos para ser un referente nacional e internacional en el ámbito de la Educación Superior, por la calidad de su docencia, la excelencia de su investigación y su compromiso fiel al Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo y al Magisterio de la Iglesia”, apostilló. Del mismo modo, el presidente de la UCAM resaltó el crecimiento experimentado por la Universidad Católica en el último año, y señaló como aspectos básicos de la enseñanza de Grado y Postgrado en la Universidad, la calidad, las tutorías, la investigación, las relaciones internacionales, la actividad deportiva y la evangelización. Asimismo, José Luis Mendoza dió a conocer durante su intervención, los proyectos que afronta la Universidad Católica como la apertura de un Campus en Singapore, la ya estructurada UCAM-FOM Doctoral School of Business en Alemania que se inaugurará a partir de junio de 2011, o la apertura y gestión de Centros de Enseñanzas Católicos a través de una nueva Fundación que está preparando la Fundación Universitaria San Antonio. Sobre la Cátedra de Ética, Política y Humanidades, que imparte la Universidad Católica desde el pasado curso, y que preside José María Aznar, el Presidente de la UCAM aseguró que a través de ella, se pretende formar futuros ciudadanos que puedan incorporarse a la vida política, que tengan auténtica vocación de servicio, y que “sepan dar respuesta a las grandes cuestiones que nos invaden en esta época de crisis de liderazgo político”, matizó.
El Obispo de la Diócesis de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes, afirmó que “es admirable como la UCAM, en sus pocos años de vida, ha conseguido un prestigio en todos los niveles”. Además, El Obispo de Cartagena animó a los profesores a que motiven la fe.
Por su parte, el presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, mostró al Presidente de la UCAM su acierto por la investidura de Aznar como Doctor Honoris Causa. El Presidente de la CC.AA. subrayó las palabras del ex presidente del Gobierno como coherentes, contundentes y precisas. Además, Valcárcel dedicó unas palabras a la Universidad Católica a la que ha definido como “un lugar donde siempre respiro verdad”, y de la que ha destacado la calidad de todas sus enseñanzas.
El prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, cardenal Antonio Cañizares presidió la Eucaristía del Acto de Apertura del Curso. Durante la homilía, señaló que “abrimos este curso académico en una situación en que se contempla la secularización externa e interna a la Iglesia que padecemos, junto con un laicismo radical y agresivo que se nos impone, así como un oscurecimiento y quiebra de lo humano y moral graves”. Asimismo, incidió en que “la UCAM, en comunión plena con la Iglesia y su Magisterio, debe posibilitar una edificación de una nueva humanidad, que no es posible sin el arraigo y la fundamentación en la Palabra de Dios, en la oración, en la Eucaristía, y en vivir conforme al Evangelio. Así será posible que quienes reciban su formación aquí estén dispuestos y preparados para la misión evangelizadora”.