José Abellán, profesor e investigador de la UCAM, es uno de los autores de la nueva guía de ejercicio físico en pacientes con esta patología, que será presentada en el Congreso Nacional de Hipertensión el 26 de marzo

25 Marzo 2014
 

· El riesgo cardiovascular es el predictor más frecuente de muerte y complicaciones cardiovasculares

· La hipertensión, la diabetes, la dislipemia, el tabaquismo, el sedentarismo y la obesidad son factores de riesgo

· Para cambiar esta tendencia hay que crear hábitos saludables en los niños. Realizar una dieta cardiosaludable y hacer ejercicio físico, claves

El director de la Cátedra de Riesgo Cardiovascular de la UCAM, José Abellán, junto con el docente Enrique Ortín y el profesor colaborador Antonio Cejudo, han participado en la elaboración de la nueva guía de ‘Prescripción de ejercicio físico en pacientes con riesgo cardiovascular’, editada por la Sociedad Española de Hipertensión y que será presentada en el marco del Congreso Nacional de Hipertensión el próximo 26 de marzo en Madrid. “Estamos desaprovechando una herramienta muy importante en el control de estas patologías porque el ejercicio físico no se está prescribiendo con criterios científicos”, afirma Abellán.

La guía es una actualización de la edición anterior, fechada en 2010. En ella, además de los tres profesores de la UCAM, han colaborado docentes de la Universidad de Toledo, de Castilla La Mancha y de la UMU. “La guía revisa”, continúa Abellán, “los aspectos generales de prescripción de ejercicio físico, como los tipos, la intensidad, la duración, la frecuencia o el volumen. También revisa las recomendaciones y analiza la prescripción personalizada a pacientes hipertensos, obesos, diabéticos, ancianos...”.

La guía va a ser presentada durante el Congreso Nacional de Hipertensión, “un marco ideal y adecuado”, según José Abellán. “Vamos a estar arropados por la gran concurrencia que este acontecimiento tiene: más de tres mil congresistas”, destaca. La guía está avalada por la Sociedad Española de Hipertensión y por todas las sociedades autonómicas de esta patología en España.

Además, durante el congreso los docentes de la UCAM impartirán un curso de formación en prescripción de ejercicio físico, al que está previsto que asista casi medio millar de profesionales.

Pocos infartados en España

“Nuestro país ocupa un lugar bajo en el contexto internacional de incidencia de infarto de miocardio”, afirma José Abellán. “Las perspectivas futuras a medio plazo no son halagüeñas, ya que estamos asistiendo a un aumento espectacular de la obesidad infantil y juvenil y de la adicción al tabaco de las chicas jóvenes”. Sin embargo, y a pesar de estas contraindicaciones, el catedrático de la UCAM afirma que “se da la paradoja de que tenemos una alta tasa de factores descontrolados de riesgo cardiovascular pero mantenemos una baja incidencia de infartados”.

Consejos

Nadie duda de los beneficios que el ejercicio físico aporta a la salud de las personas, siendo su práctica adecuada algo fundamental para el mantenimiento y la mejora de las condiciones de vida. En este sentido, José Abellán recalca la necesidad de llevar a cabo ejercicio físico, pero siempre de manera correcta. “El ejercicio empieza a aportar beneficios cuando se realiza a mayor intensidad de 40% de la frecuencia cardiaca máxima. La periodicidad de su práctica debe ser preferentemente diaria, pero al menos tres días a la semana en sesiones de entre 30 y 60 minutos”. Además del ejercicio físico, destaca que “es preciso introducir hábitos saludables en nuestros niños y apoyar el consumo de una dieta cardiosaludable como la mediterránea. Una buena alimentación y la práctica regular de ejercicio suponen la medida más eficaz para proteger nuestro sistema cardiovascular de posibles complicaciones”.