En la Región existen 1500 casos diagnosticados de esclerosis múltiple, una enfermedad crónica autoinmune que se caracteriza por la inflamación del sistema nervioso central y cuyo número de casos va aumentando cada año. La UCAM reúne durante ayer y hoy a expertos de Murcia y Alicante para analizar las nuevas terapias e indicaciones en el tratamiento. 

16 Junio 2017

Expertos en la investigación de la esclerosis múltiple procedentes de diferentes hospitales de la Región de Murcia y de Alicante debaten sobre los últimos tratamientos y diagnóstico de esta enfermedad

 

En la actualidad se desconocen las causas que provocan la esclerosis múltiple por lo que no es posible una prevención. Sin embargo los especialistas creen que tiene mucha influencia  el factor ambiental, ya que existe mayor número de casos en las sociedades  avanzadas e industrializadas unido a factores hormonales y genéticos. No se trata de una enfermedad hereditaria, pero sí que influye la genética, “los factores ambientales que desencadenan esta enfermedad tienen mayor incidencia en sujetos genéticamente predispuestos, no se transmite de padres a hijos, sino que hay muchos genes implicados”, explica el director de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, José Meca.

Durante ayer y hoy la Universidad Católica de Murcia se convierte en el centro de análisis del tratamiento, diagnóstico, y mejora de la vida del enfermo de EM, con la celebración de las IX Jornadas de Esclerosis Múltiple de Murcia y Alicante, donde especialistas de las dos provincias actualizan las últimas investigaciones. Los ponentes, dirigidos por el doctor José Meca, trabajan en  hospitales como La Arrixaca,  Morales Meseguer y   Reina Sofía de Murcia, el hospital Santa Lucía de Cartagena y el  Rafael Méndez de Lorca. De Alicante vienen expertos procedentes del Hospital General Universitario de Elche, del hospital Vega Baja de Orihuela  y del de San Juan, en Alicante.

Cada año se diagnostican 1800 nuevos casos

La esclerosis múltiple afecta a más de dos millones y medio de personas en todo el mundo. En Europa la cifra alcanza los 700.000 casos de los cuales 47.000 son españoles. Se trata de la causa de discapacidad más frecuente entre los jóvenes, ya que es se detecta normalmente en individuos de entre 25 y 35 años. Cada año se diagnostican 1800 nuevos casos, un dato en el que según el doctor Meca, mucho tiene que ver la mejora de las técnicas de diagnóstico como la resonancia magnética.

Hoy en día, un enfermo de EM puede llevar una vida normal.  “Los pacientes necesitan cuidados pero con los nuevos fármacos antiinflamatorios pueden ser autónomos. Aún así es muy importante un diagnóstico precoz, ya que cuanto antes se detecte, más efectivo será el tratamiento”, asegura el doctor Meca. Las recomendación que este especialista da a los familiares o cuidadores es principalmente,  ser conscientes de las limitaciones del enfermo de EM y fundamentalmente ofrecer apoyo emocional.