• La presidenta de la Asociación Nacional de Mujeres Empresarias, Directivas y Ejecutivas (ANAEDE), Concha Bravo ha impartido durante esta semana el curso de Emprendimiento Femenino que ha puesto en marcha la Cátedra Internacional Mujer, Empresa y Deporte de la UCAM que finaliza en febrero.
  • Para Bravo este proyecto formativo, que está dando forma a 22 proyectos de emprendimiento, es un paso necesario para la creación de una empresa.

13 Enero 2018

Tutoría individualizada de Concha Bravo con dos alumnas del curso de emprendimiento femenino

 

Se trata de un proyecto promovido por la Cátedra Internacional Mujer, Empresa y Deporte de la Universidad Católica de Murcia, de la que Bravo, es directora adjunta, y la Fundación Incyde. Durante siete semanas seis tutores han guiado los retos empresariales de 22 profesionales murcianas, abarcando aspectos como el Plan de Negocio, el Marketing Digital o las Finanzas.

El último informe GEM de la Región de Murcia, financiado por el Instituto de Fomento, asegura que en el año 2016 la Tasa de Actividad Emprendedora (TAE) de la población regional se situó en el cuatro por ciento, un porcentaje más bajo que en años anteriores, pero que se compensa con el incremento de una mayor calidad en el emprendimiento en la Región.

La presidenta de ANAEDE asegura que estos datos reafirman su apuesta por la formación “el emprendimiento es una pieza fundamental en la economía regional, pero es necesario un paso previo: una formación de calidad e innovadora que evite el abandono empresarial. El programa “EmFemenino: Emprendimiento femenino en sectores económicos emergentes y nuevas oportunidades de mercado” que se está llevando a cabo en la UCAM, se fundamenta en esta premisa, según la cual, a través de una metodología novedosa, con clases dinámicas y tutorías individuales, los diferentes consultores del proyecto han dado forma a 22 ideas empresariales que tienen muchas posibilidades de convertirse en un éxito y generar puestos de trabajo”.

La Cátedra Internacional Mujer, Empresa y Deporte de la Universidad Católica de Murcia es la primera que aborda estos tres campos. “La formación y la investigación son los objetivos que perseguimos desde que hace un año se fundó esta Cátedra. En este tiempo ya hemos llevado a cabo tres actuaciones dirigidas a fomentar el emprendimiento en la mujer, la primera se realizó en Cuenca, la segunda, en una pequeña localidad de éste municipio llamado San Clemente y ahora en Murcia, donde está resultando todo un éxito”.

Para Bravo las mujeres deben conquistar su espacio día a día y en el mundo empresarial tienen mucho que decir. “El XXI es el siglo de la mujer, no se nos regala nada por lo que debemos seguir peleando y defendiendo nuestro espacio”.