16 Septiembre 2016

Facultad de Medicina de la UCAM

 

La Junta de Gobierno de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Murcia, ante las graves e inoportunas declaraciones llevadas a cabo en varios medios de comunicación por el Rector de la Universidad de Murcia, D. José Orihuela, pone de manifiesto:

1º.- Su profundo malestar por la falta de respeto y desprecio a los estudiantes, profesores, PAS y familiares de los alumnos de la Facultad de Medicina de la UCAM, institución ésta que siempre se ha mostrado dispuesta al diálogo por el bien de toda la comunidad universitaria de la Región de Murcia.

2º.- Las declaraciones del máximo representante de la universidad pública nos parecen radicales, intolerantes y anticonstitucionales. Con ellas pone en peligro el sistema universitario y genera un conflicto innecesario.

3º.- La Universidad Católica San Antonio tiene un convenio en vigor aprobado por el Ministerio de Educación, la ANECA y el Consejo de Gobierno de la Región de Murcia para la realización de las prácticas de Medicina en todos los hospitales de la Región, incluidos los de Murcia, sede de la UCAM.

4º.- Sorprende que el sr. Orihuela se queje de no tener espacio para las prácticas de Medicina de la UMU y sin embargo proponga absorber a los alumnos de la UCAM, en cuyo caso desparecerían dichos problemas.

5.- Consideramos muy grave que califique de “cáncer a extirpar” la presencia de profesores y alumnos de la UCAM en los hospitales de la Región.

6º.- Por último, solicitamos a los máximos responsables del Gobierno Regional que se pronuncien públicamente ante esta grave injerencia del rector de la UMU