Justificación

La formación permanente del profesorado no universitario constituye un derecho y un deber para todos los profesionales de la docencia, además de una responsabilidad de las administraciones educativas, de los centros  y de las instituciones que, por su propia naturaleza, se dedican a la formación  inicial y/o  permanente de profesores. Tal es el caso de la Universidad Católica de Murcia.

Las acciones de formación programadas  contemplarán la adecuación de los conocimientos y métodos a la evolución de las ciencias y de las didácticas específicas, así como todos aquellos aspectos de coordinación, orientación y tutoría, atención educativa a la diversidad y organización, encaminados a mejorar la calidad y la eficacia de la práctica docente de las enseñanzas no universitarias y el funcionamiento de sus centros.

La UCAM, consciente de la importancia de esta tarea ha firmado un convenio de colaboración con la Consejería de Educación, Formación y Empleo de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, en virtud del cual tendrán reconocimiento estas actuaciones.